El 2020 tiene un día más. Un día extra para celebrar la vida, reír, comer, beber y bailar.

Después de un tiempo volvemos a la carga con el blog y estrenamos el primer post del año con la primera boda de la temporada, la de Maialen y Arkaitz.

Todavía nos acordamos de la tarde en que quedamos con ellos, una tarde de viernes que llovía a cantaros y teníamos el muestrario hiper tapado porque como os podéis imaginar, no queríamos que nuestra papelería se mojase por nada del mundo. Sería un auténtico desastre. =(

En vez de pedirnos lo que solemos tomar entre semana, nuestro amado té rojo, nos decantamos por unas cervezas, aunque fuera una reunión de trabajo era viernes y el cuerpo lo sabía. Desde el primer momento el buen rollo fluyó ya que M+A son de esas parejas que transmiten su simpatía y alegría. Nos contaron qué estilo de boda quería, en qué dónde se iban a casar, dónde lo iban a celebrar y sobre todo uno de los detalles que han hecho esta boda más especial: el día del enlace, el 29 de febrero.

M+A además nos enseñaron ideas que ya habían ido viendo un nuestro Instagram y Arkaitz nos sorprendió mucho contándonos que es un fan declarado de nuestra papelería. Como siempre nosotras anotamos todo para que a la hora de realizar los bocetos no se nos escape una.

Forro interior del sobre con dibujo personalizado.

En las reuniones toca decidir por partes qué elementos de la papelería quieren y lo primero que se ve cuando se entrega una invitación es el sobre. En su caso en cuanto vieron el sobre artesanal en papel de algodón en color gris lo tuvieron claro, iba a ser ese. Les contamos la posibilidad que había de poder utilizar la parte interior para personalizarla cómo ellas más quisieran. Nos contaron que Arkaitz suele salir mucho a correr y que Maialen le acompaña siempre en bicicleta. Pensamos que una ilustración de los dos en bici podría ser ideal así que propusimos varias opciones:

Un mismo diseño puede ser completamente diferente tan solo cambiando detalles.

Como podéis ver el tarjetón tiene un diseño moderno y desenfadado, con una tipografía que hace el efecto de estar escrito a mano junto con los farolillos. ¡Ideal! Si ves te entregan este tipo de invitación ya estás viendo que la boda va a ser muy divertida y con un toque rural chic. 😉

De la misma invitación hicimos dos versiones: una en castellano y otra en euskera. Una opción que este año casi todas las parejas están eligiendo y sinceramente nos parece un acierto. Al final todos tenemos amigos que hablas distintos idiomas y le correcto es dirigirnos a ellos en el idioma que siempre lo hacemos: euskera, castellano, inglés, alemán…

Mapa de la boda en acuarela

M+A querían destacar los dos lugares más importantes de su boda: el Palacio de Igartza que fue el sitio elegido para darse el ‘Sí, quiero’, y la Bodega de txakoli Hika, una bodega con una fachada súper curiosa y llamativa. Cuando nos dijeron esto supimos que en el mapa quedarían maravillosamente. Aprovechamos que el diseño del mapa sería en acuarela para realizar las ilustraciones del palacio y la bodega para incluirlos junto con el paisaje: un fondo verde con las montañas y los bosques. ¡Mucho verde!

Programa de la boda con las horas clave

Si esta tarjeta extra la aprovechas bien puede ser muy muy útil. Y si a la parte trasera del mapa le añades el programa del día mejor que mejor. Así todos los invitados van a estar requeté informados. El programa es una pequeña guía con las horas clave de la jornada: la ceremonia, los horarios de los autobuses, la hora del coctel-banquete y la fiesta. A esto sí que es difícil ponerle hora fin 😉

Una vez más realizamos unos pequeños dibujos para el programa: aprovechamos la ilustración del palacio, incluimos una furgoneta californiana, la botella de champán para el coctel y una bola de discoteca para la fiesta.

Sello de lacre en blanco con la fecha del día

Ya que la fecha es especial y diferente había que darle el protagonismo que merecía, y tal y como nos habían dicho: “El 2020 tiene un día más. Un día extra para celebrar la vida, reír, comer, beber y bailar”. Por lo tanto el sello de lacre sería 20 – 02 – 29.

*Nos nos digáis que nos hemos confundido, está en euskera y la fecha se pone al revés. Primero el año, después el mes y por último el día.

Y hasta aquí la primera parte de la papelería. Una invitación muy completa que cuenta con el sobre forrado interiormente, el tarjetón a dos idiomas (castellano y euskera), tarjeta extra con el mapa y el programa y todo cerrado con el sello de lacre en blanco. Quedaba rematar la papelería de la boda….

Menús, seating plan y meseros en acuarela a todo detalle

Una vez más M+A querían un diseño moderno, con muchos elementos y a todo color. Nos facilitaron una propuesta y nosotras le dimos vida. Unas minutas con todo tipo de detalles. Por cierto, se nos hacía la boca agua cada vez que lo leíamos…

Estas fotografías son de los chicos de Ochoeme. Que fotografíaron cada detalle de la boda con mucho cuidado y cariño.

El 29 de febrero llovió mucho, igual que la tarde de la primera reunión, pero pudimos seguir la boda de cerca y vimos que nada impidió que el día fuera súper especial, emotivo y divertido. Los dos estaban espectaculares de guapos (nos encanta ver a nuestras parejas en su gran día) y que disfrutaron de un día inolvidable. Ahora M+A están lejos disfrutan de su luna de miel y nosotras queremos aprovechar para darles las gracias, una vez más, por que nunca serán suficientes. Ha sido una gozada poder tenerles en nuestra bahía y que siempre les vamos a recordar. Mila esker bikote!!

C y C.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.