Envíos gratis a partir de 50€ de compra. Válido para península.

LBC NOSOTRAS
linea-separacion-nombres

Celia y Carmen

Siente la magia de tener un diseño personalizado hecho con mimo y cariño.

La bahía creativa es nuestro refugio con vistas al mar en nuestra adorada Donostia. Un lugar donde unimos la pasión por el diseño, la creatividad, la pintura y la ilustración. Desde aquí cada día asesoramos a nuestros clientes de forma individualizada, ofreciéndoles soluciones personalizadas:

Ilustramos y damos vida mediante acuarela a historias que se plasman en invitaciones de bodas, recordatorios de comuniones y bautizos o láminas personalizadas.

Colaboramos con wedding planners, restaurantes y caterings que quieren destacar entre sus competidores ofreciendo papelería de boda personalizada y de calidad.

Entregamos nuestros proyectos con nuestro propio toque artesanal. Tanto los acabados especiales como las entregas están realizados con tiempo y paciencia.

Diseñamos la imagen corporativa y aplicaciones gráficas de empresas que quieren impactar en su público con un estilo propio y memorable.

¿Te gustaría conocernos? Nosotras somos el alma de La bahía creativa.

Carmen

“Trabajo desde hace años en el mundo de las bodas, y me emociono cuando en un enlace todo sale perfecto. Por eso tras ayudar a mi amiga Celia con su papelería de boda surgió la chispa para montar nuestro propio negocio juntas.

Mi labor es la de asesoraros para elegir la papelería e ilustraciones que más os identifiquen. Desde pequeña me apasiona todo el mundo del papel, los colores, las texturas…y solo con escuchar cómo será vuestro enlace se lo que necesitáis.

Traslado a Celia mi inspiración y tras su increíble trabajo dirijo el proceso del taller. Soy tan meticulosa que siempre acabamos con los sellos de lacre casi de noche. Pero todo merece la pena cuando os entrego nuestro trabajo y veo  vuestras miradas de emoción”

Celia

“Desde pequeña me ha encantado la pintura. Estudié publicidad y diseño gráfico, pero seguí pintando para mi misma y familiares. De hecho siempre que viajo o tengo un hueco pinto en una servilleta esbozos de monumentos, paisajes, retratos…

Cuando estaba organizando mi enlace decidí diseñar mi papelería de boda personalizada, que contara nuestra historia, y que tuviera materiales de calidad. Hice muchas pruebas hasta encontrar la forma perfecta de pintar con acuarela y así dar con mi invitación de boda ilustrada.

Sentí que mis invitados valoraron tanto este detalle personalizado hecho con mimo y cariño que no dudé en ofrecer este servicio junto a Carmen. Juntas seguimos explorando este mágico universo, con otros productos, como nuestras láminas personalizadas. Y sigo soñando con lo que vendrá.”